Oración por la Liberación de Nuestros Hijos a José Gregorio Hernández

¡Oh Señor Dios mío, Todopoderoso! Que tanto has bendecido a tu amado siervo José Gregorio, y que por tu gran misericordia le has dado el poder de curar enfermos y socorrer a los necesitados, concédele Señor la gracia de curar como médico espiritual de mis hijos; libéralos, guíalos y mantenlos por el buen camino, si ha de ser para tu gloria. 

Te pido esto Señor mío en nombre de tu amado Hijo quien nos recomendaba estas bellas enseñanzas:

“Pedid y se os dará.  Todo el que pide recibe.  Pero pedid con fe.  Todo es posible para quien tiene fe. Todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre os lo concederá”.

Oh Dr. José Gregorio Hernández Te pido que intercedas ante Nuestro Señor Jesús por nuestros hijos que ha amado y bendecido a los niños con un amor especial. Para que el Señor, lo mantenga en su amor. Dios dijo que a tal pertenece el reino de los cielos, te rogamos por nuestro hijo.

Dios eterno y misericordioso, me inclino humildemente en presencia de Tu infinita Majestad. Te adoro con todo mi ser y toda mi fuerza. Te ofrezco lo que soy y lo que hago. Confío en tu amor con un abandono filial. Te pido perdón por los pecados de mis hijos. Te suplico que los ayudes en cada momento de su vida para que, a la sombra de tus alas, se sientan constantemente protegido.

Oh Dr. José Gregorio Hernández te pido intercedas ante Nuestro Divino Padre Eterno, por su amor todopoderoso, para líbralos de las trampas del diablo y de cualquier otro mal.

  Quién fue José Gregorio Hernández, el "médico de los pobres" de Venezuela
  Culto a José Gregorio Hernández

Oh Dr. José Gregorio Hernández intercede ante Nuestro Dios Padre Eterno para que le de a Nuestro hijos la fuerza para caminar por el camino de sus mandamientos y de las enseñanzas del Evangelio, para su gloria y la salvación de nuestras almas.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.

Concédenos estas gracias que necesitamos, en nombre de nuestro Señor Jesucristo quien nos enseñó a orar diciendo:

Padre nuestro

Padre nuestro que estás en el cielo, 
santificado sea tu Nombre
venga a nosotros tu Reino
hágase tu voluntad 
en la tierra como en el cielo.
Danos hoy 
nuestro pan de cada día
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos 
a los que nos ofenden
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal.

Amén.

Recent Articles

spot_img

Related Stories

Leave A Reply

Please enter your comment!
Please enter your name here

Stay on op - Ge the daily news in your inbox

A %d blogueros les gusta esto: