Oración La Magnífica o canto de María

La oración a La Magnífica o Magnificat (en latín), es una oración católica que fue tomada directamente del Evangelio según San Lucas (1:42-55); también se le conoce como el cántico de María. Según el texto bíblico, la Virgen María, embarazada de Jesús, visitó a su prima Santa Isabel. Al entrar en la casa de Zacarías e Isabel, esta última fue llena del Espíritu Santo, expresando esta hermosa y poderosa oración a María, la cual se conoce como Magnificat.

Oración a La Magnífica (Magnificat)

“Proclama mi alma

la grandeza del Señor,

se alegra mi espíritu en Dios,

mi salvador;

porque ha mirado la humillación

de su esclava.

Desde ahora me felicitarán

todas las generaciones,

porque el Poderoso ha hecho

obras grandes por mí:

su nombre es santo,

y su misericordia llega a sus fieles

de generación en generación.

Él hace proezas con su brazo:

dispersa a los soberbios de corazón,

derriba del trono a los poderosos

y enaltece a los humildes,

a los hambrientos los colma de bienes

y a los ricos los despide vacíos.

Auxilia a Israel, su siervo,

acordándose de la misericordia

–como lo había prometido a nuestros padres–

en favor de Abrahám

y su descendencia por siempre.

Gloria al Padre, y al Hijo,

y al Espíritu Santo.

Como era en el principio,

ahora y siempre,

por los siglos de los siglos. Amén.”

¿Cuándo rezar la Magnífica o el cántico de María?

La Magnífica, el Magnificat, o el cántico de María, es un cántico evangélico que puede recitarse solo,  como una oración de la mañana o de la noche, para consagrarse a María, o como parte de la liturgia de las horas. Los cristianos de todo el mundo cantan esta oración todas las noches, durante el oficio de las Vísperas

Recent Articles

spot_img

Related Stories

Leave A Reply

Please enter your comment!
Please enter your name here

Stay on op - Ge the daily news in your inbox

A %d blogueros les gusta esto: