Oración del que busca a Dios

Oración del que busca a Dios (Inspirada en el Salmo 62)

Dios mío, te busco y no te encuentro
sed de ti tiene mi corazón
te busco y me siento con frecuencia defraudado
mi alma se levanta como tierra reseca, sin agua.

Tengo sed de ti: de tu amor
de tu verdad
de tu justicia y fidelidad
de tu amor
de tu misericordia.

Te busco, como la flor busca al sol por la mañana
como el río que se alarga hasta el mar
como el camino la libertad
como el niño chiquito, la protección de su madre.

Tu amor es mejor que mi propia vida
tu rostro irradia la luz de tu gracia y verdad
tus manos están abiertas al perdón
y la acogida
todo tu ser es fuerza de salvación para el hombre.

Empapa mi corazón en tu bondad
rocíame con la lluvia suave de tu ternura
deja caer tu amor sobre mí como rocío de la mañana
y abre mis labios para que te cante con labios jubilosos.

En las noches, pienso en ti
y mi corazón hace camino hacia la luz de tu mirada
tú llenas mi noche, tú das sentido a mi existencia,
y eres para mí como amigo bueno que me acompaña.

Por ti vigilo; por ti mi corazón no duerme
por ti estoy como centinela esperando tu llegada
por ti mi corazón vuela hasta tocar tu rostro
por ti mi alma se aprieta contra ti, buscándote en mi alma.

Oh Dios, mi corazón te busca, fascinado, porque sólo en ti hay respuesta
te busco, porque las cosas que encontré
son para mí nada ante ti.

  Oración para sentir el amor de Dios
  Jesús enseña y sana a un endemoniado

Tengo sed de ti, de tu pan y de tu palabra
de comunión con tu Iglesia
de la fuerza de tu Espíritu.

Te busco, con mi comunidad
con los hermanos que caminan conmigo como amigos
te busco, y sé que estás presente entre nosotros,
y vivo en tu palabra.

Amén

tea lights, hand, church

Recent Articles

spot_img

Related Stories

Leave A Reply

Please enter your comment!
Please enter your name here

Stay on op - Ge the daily news in your inbox

A %d blogueros les gusta esto: