Oraciones a la Virgen del Carmen – Cómo Aprender a Orar

Cómo aprender a Orar

Orar, rezar y amar a Dios

Oraciones a la Virgen del Carmen del Monte Carmelo

¡Oh piadosísima Virgen! Vos, que nueve siglos antes de existir fuisteis vista en profecía por el siervo de Dios nuestro Padre San Elías, y venerada por sus hijos allá en el Carmelo.

Vos, que en carne mortal os dignasteis visitarles y les dispensasteis celestiales consuelos… Vos, que vigiláis siempre por la virtuosa familia que tuvo por Superior a vuestro estimado hijo San Simón Stock, por Padres y reformadores a la Seráfica Virgen y mística Doctora Santa Teresa de Jesús y al esclarecido y extático San Juan de la Cruz, así como por una de sus dignísimas hijas a la ejemplar Esposa de Jesucristo Santa María Magdalena de Pazzis, vuestra devotísima sierva… Vos, que engalanasteis a dicha Orden con la estimable prenda del Santo Escapulario.

Y, en fin, Vos, que de tantas maneras habéis demostrado vuestro cariñoso amor a los carmelitas y sus allegados, recibid benévola mi corazón ardiente de fervoroso entusiasmo hacia la más pura de las criaturas y la más candorosa de las madres. No permitáis, Señora, que el león rugiente asuste mi espíritu en el camino de la perfección, y haced que logre arribar a salvamento en la gloria, como lo habéis alcanzado de vuestro Divino Jesús para los que, invocándoos con fe e imitando vuestras virtudes, murieron píamente con vuestra enseña. Amén.

Oraciones a la Virgen del Carmen

El resto della concluían sayo de velarte, calzas de velludo para las fiestas con sus pantuflos de lo mismo, los días de entre semana se honraba con su vellori de lo más fino. Tenía en su casa una ama que pasaba de los cuarenta, y una sobrina que no llegaba a los veinte, y un mozo de campo y plaza, que así ensillaba el rocín como tomaba la podadera. Frisaba la edad de nuestro hidalgo con los cincuenta años, era de complexión recia, seco de carnes, enjuto de rostro; gran madrugador y amigo de la caza.

Salutaciones

1ª. Madre mía del Carmen, bendita seáis; los serafines, los santos y los justos os llenen de alabanzas, porque me habéis dado vuestro Escapulario. Dios te salve, María, etc.

2ª. Madre mía del Carmen, bendita seáis; los serafines, los santos y los justos os llenen de alabanzas, porque con vuestro Escapulario sois salud de mi alma. Dios te salve, María, etc.

3ª. Madre mía del Carmen, bendita seáis; los tronos, los santos y los justos os llenen de alabanzas, porque con vuestro Escapulario me protegéis contra todos los peligros. Dios te salve, María, etc.

4ª. Madre mía del Carmen, bendita seáis una y mil veces; las dominaciones, los santos y los justos os llenen de alabanzas, porque con vuestro Escapulario me defendéis de las tentaciones del enemigo. Dios te salve, Maria, etc.

5ª. Madre mía del Carmen y Reina de mi corazón, bendita seáis; los querubines, los santos y los justos os llenen de alabanzas, porque con vuestro Escapulario sois la paz y la alegría de mi alma. Dios te salve, María, etc.

6ª. Madre mía del Carmen, bendita seáis; los arcángeles, los justos y los santos os llenen de alabanzas, porque con vuestro Escapulario me habéis hecho especialísimo hijo vuestro. Dios te salve, María, etc.

7ª. Madre mía, madre de mi corazón y Reina de mi amor, os doy mi alma, mi vida, mi corazón, y quiero que os alaben las Virtudes y todas las criaturas, porque con vuestro Escapulario me habéis infundido la esperanza de que os veré en el cielo… No me dejéis, Madre mía. Dios te salve, María, etc.

Hola, Oremos a Dios y la Virgen

Cómo aprender a orar: Oraciones para agradecerle a Dios cada mañana al despertar.

Gracias SEÑOR por este nuevo día. Te pido que vayas siempre con nosotros, bendice nuestro camino. Qué tomemos las mejores decisiones. Amén

Recemos el Rosario a la Virgen del Carmen Diariamente

01

Señal de la Cruz

Por la señal de la santa cruz +
de nuestros enemigos +
líbranos, Señor, Dios nuestro +
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo +

Amén.

02

Acto de Contrición

Señor mío, Jesucristo, Dios y hombre verdadero,
Creador, Padre y Redentor mío por ser Vos quien sois¬ y porque os amo
sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido.
También me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno.
Ayudado de vuestra divina gracia, propongo firmemente nunca más pecar,
confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. Amén.

07

Oraciones Finales

Virgen Santísima del Carmen: Este Rosario es en acción de gracias por interceder siempre por nosotros. Te damos gracias por todo lo que nos has enseñado, por llevarnos de la mano a tu Divino Hijo Jesús y por estar pendiente de nuestras necesidades humanas, las de nuestra familia, nuestros prójimos y nuestros enemigos. Te damos gracias ¡Oh Madre Santa! porque nos protegerás en la hora de nuestra muerte y nos sacarás con prontitud del Purgatorio. Amén

Salutaciones

Dios te salve María, Hija de Dios Padre, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre: Jesús. Santa María Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María, Madre de Dios Hijo, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre: Jesús. Santa María Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María, Esposa fiel de Dios Espíritu Santo, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, bendita entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre: Jesús. Santa María Madre de Dios ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María, templo y sagrario de la Santísima Trinidad: No
permitas Virgen Santísima que ningún cristiano viva ni muera en pecado mortal. Amén

Oración a la Virgen del Carmen Final

Bajo tu amparo nos acogemos oh Santa Madre de Dios, no desprecies las súplicas que te hacemos en nuestra necesidad; antes bien, líbranos de todos los peligros, oh Virgen Gloriosa y Bendita, ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar y gozar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.

03

Ofrecimiento

Virgen Santísima, purifica nuestros labios y nuestros
corazones para rezar dignamente tu Santísimo Rosario, el que
humildemente ofrecemos en satisfacción de nuestros pecados, aumento
de la fe, feliz estado de la Iglesia, destrucción de las herejías, paz y
concordia y por las benditas almas del Purgatorio.

04

Padre Nuestro

05

10 Avemarías.

06

Al comienzo de cada decena de Avemarías se dice:

“A la Virgen del
Carmen la quiero y venero, porque nos protege en la hora de la muerte y
saca a las almas del Purgatorio”.
Al terminar la decena, decir: Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo,
como era en el principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén
Ave María Purísima. Sin pecado concebida

Únete a Nuestras oraciones

[wpforms id=”984″]

Te puede interesar

¿Necesitas cómo aprender a orar y acércate más a Dios?

Cómo Aprender a Orar a Dios es un sitio creado para tí. Como un rinconcito donde te puedes encontrar con Jesús nuestro Señor Jesuscristo.